La Gaceta del Opositor

Año XXXI · Número 4575
Martes, 16 de octubre de 2018
Home Varios Administración El interventor municipal Fernando Urruticoechea recibe hoy el premio Libertad de Expresión

El interventor municipal Fernando Urruticoechea recibe hoy el premio Libertad de Expresión

E-mail Imprimir PDF

Hoy se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa y, como viene siendo habitual, la Unió de Periodistes Valencians entrega sus Premios a la Libertad de Expresión, que este año alcanzan ya su trigésimo quinta edición.

El presidente de la Únió de Periodistes, Sergi Pitarch, explica que los premiados este año son la televisión pública de Polonia, por la dimisión de bloque de su dirección ante el control y manipulación de la nueva ley de medios del gobierno ultraconservador de este país. También Fernando Urruticoechea, un funcionario que ha trabajado como interventor en varios ayuntamientos de toda España, entre ellos Crevillent y Orihuela, y que se ha convertido en uno de los empleados públicos que más casos de corrupción ha destapado. No en vano, sus denuncias han conseguido inhabilitar a dos alcaldes y abrir investigación contra otras 6 alcaldías.

Según Pitarch, con este último galardón la Unió de Periodistes quiere denunciar la desprotección que sufren estos funcionarios que hacen su trabajo a pesar de sólo recibir presiones, acoso y marginación.

Fernando Urruticoechea, resalta como su principal característica profesional, según sus propias palabras, su capacidad organizadora que le ha servido para mejorar "los procedimientos y la eficiencia" en los ayuntamientos en los que ha trabajado.

Ahora bien, Urruticoechea asegura que en muchas ocasiones terminan por aflorar "los frenos y el miedo al control económico", que el interventor atribuye "a la inercia administrativa conservadora", en los mejores casos. Porque en los peores se debe, según Urruticoechea a "la corrupción y el caciquismo" de alcaldes y empresas de servicios.  En este sentido, el interventor lamenta que "el morbo" haga que solo salten a la opinión pública sus finales, y no tanto sus inicios.